Saltar al contenido

Errores que cometemos con el agua

Última actualización 23 julio, 2018

Errores : La palabra error proviene del latín “errare” y significa “fallar o equivocarse”. Este es un término que puede estar involucrado a cualquier cosa o circunstancia que pueda existir en el mundo. Está asociado directamente con un refrán o dicho muy común “somos seres humanos, no somos perfectos, podemos cometer errores”. Esto es totalmente cierto debido a que cada acción que realiza un individuo está sujeta de cierto modo a un momento experimental (bien sea que ese acto sea ejecutado por primera vez o se tenga una gran experiencia sobre ello). Un ejemplo muy simple puede ser el acto de “caminar”, aunque estés toda una vida caminando puedes cometer un error, tropezar y caer. Cualquier cosa puede pasar.

 

Esta semana en deagua hablaremos de algunos de los errores que cometemos con el agua. Errores que cometemos sin saber qué consecuencias tienen y otros que, aunque sabemos que pueden comportar problemas, seguimos haciendolos.

 

Error nº1: No cuidar el ciclo natural del agua

El ciclo natural del agua se trata del proceso por el cual el agua que nos cae del cielo hace un recorrido para volver a su origen.

El ciclo se inicia con la precipitación (lluvia o nieve). Seguidamente el agua o nieve caídas se infiltran en la tierra. Una vez en la tierra, el agua se dirige hacia las zonas húmedas (ríos, lagos, mares). Por último, y gracias a la evaporación, el agua vuelve a las nubes para iniciar un nuevo ciclo.

Ciclo del Agua

 

¿Qué pasa cuando cometemos el error de cortar el ciclo natural del agua?

Primero debemos saber cómo se puede cortar el ciclo natural del agua. Principalmente se corta en el momento que el agua no puede infiltrarse de manera natural en la tierra. Esto ocurre cuando hacemos los errores de impermeabilizar las superficies (calles asfaltadas, aparcamientos asfaltados, eliminación de zonas verdes…). Ahí se corta el ciclo, el ser humano, para su comodidad y necesidad, altera el terreno dejándolo impermeable.

Hay que saber que cada vez más se estan haciendo mejoras para reducir estos errores que cometemos con el agua, en este caso en forma de corte del ciclo natural del agua. Se instalan superfícies permeables (pavimentos drenantes, calles que derivan las aguas a cunetas verdes, etc…). También se está utilizando una tecnología llamada SUDS (Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible). Estos sistemas son estructuras que permiten arreglar los errores de la impermeabilización de las superfícies. Son estructuras soterradas dónde se vierten las aguas pluviales que se acumulan primero y se infiltran a medida que pasa el tiempo.

Bloques drenaje

Error nº2: Tenemos cada vez menos agua

Existe una idea global de que cada vez hay menos agua. Teóricamente da la sensación de que hay menos lluvias, más ríos secos, sequías generalizadas, etc… Pero si desde la creación de nuestro Mundo existe el agua, y existe el ciclo natural del agua, quiere decir que un ciclo no se acaba.

Podemos decir que el agua que tenemos en el planeta es siempre la misma, pero que está diferentemente distribuida que en otras épocas. Por ejemplo, antes había zonas con pocas precipitaciones y que ahora presentan unos índices pluviométricos más elevados o intensos. También hay zonas dónde antes llovía más y ahora lo hace con menor frecuencia. El ciclo natural del agua es un ciclo que se repite constantemente, pero en diferentes ámbitos y situaciones.

Distribución del agua

 

Error nº3: Consumimos más agua potable de la necesaria

Otro de los errores que cometemos con el agua es consumir más de la necesaria. Es muy importante racionar justamente el consumo de agua. También es imprescindible utilizar el agua potable sólo para los usos en que se necesite. Los demás usos se pueden cubrir con aguas tratadas para uso no potable. A día de hoy, existen muchas maneras de reducir el consumo de agua. Y los podemos clasificar de varias maneras:

 

Métodos para ahorrar agua potable

Tal y como explico en mi artículo 10 consejos para ahorrar agua hay muchas maneras de reducir el consumo de agua, entre las que se encuentran:

  1. Lavar los platos en el lavavajillas
    • Se consume menos agua
  2. Reduciendo el volumen de agua en la cisterna del wc
    • A menos agua menos consumo
  3. Cerrando los grifos cuando nos aseamos
    • ¿Para qué quieres agua cuando no la necesitas?
  4. Llenando los electrodomésticos de limpieza siempre llenos
    • Con la misma cantidad de agua lavarás más
  5. Riega en las horas sin Sol
    • Tendrás menos evaporación
  6. Utiliza reductores de caudal en grifos
    • A menos caudal de agua menos consumo
  7. Dúchate en lugar de bañarte
    • Una ducha consume menos agua que una bañera
  8. No utilices el wc como una papelera
    • Cada vez que tires algo al wc tirarás de la cadena gastando agua
  9. Ten agua fresca siempre a punto
    • Así evitas abrir el grifo y esperar que salga fresca, con la espera se gasta agua
  10. Rediseña tu jardín
    • Si tienes un jardín que consuma mucha agua, replantéate cambiarlo por uno que no consuma tanto

 

Sistemas que ayudan a bajar el consumo de agua

También hay sistemas que te pueden hacer bajar el consumo de agua. Los he detallado en artículos cómo:

Hay más sistemas que nos pueden ayudar a reducir el consumo de agua, pero es una lista tan extensa que prefiero darle continuidad en posteriores artículos.

 

Cierra el grifo!

 

¿Cuánta agua consumimos en nuestro día a día?

Según las estadísticas que se han hecho a lo largo de muchos años, se determina que el consumo diario de agua de una persona es de aproximadamente 150L/persona/día. Es una media que está muy por encima de la necesidad real que determina la Organización Mundial de la Salud (OMS) que la sitúa entre 50L y 100L.

En el siguiente gráfico se puede ver los datos de consumo de agua potable en nuestro día a día:

Consumo de agua en nuestro día a día

 

Error nº4: Contaminamos el agua

Otro de los errores que cometemos con el agua es que tenemos que recordar que la actividad humana contamina el agua. Hay muchos factores que contribuyen a la reducción de la calidad de las aguas. Hay que ser conscientes de que cualquier contaminación del agua se multiplica rápidamente. Si echamos un residuo en un lago, al cabo de un tiempo este residuo afectará a todo el lago.

Es sumamente importante mantener las aguas limpias. Tenemos el conocimiento adecuado para hacerlo. También se nos recuerda a través de campañas de concienciación, en noticias, en blogs (como deagua)…en resumen, no tenemos perdón si no cuidamos el agua.

Para poneros un ejemplo, ¿verdad que os gusta ir a la playa a bañaros? Pues ¿por qué tiráis de todo al mar? Todo residuo que se tira al mar acaba en las playas. Pero antes puede acabar con la vida marina o con los ecosistemas.

¿Os imagináis una imagen como esta en vuestra playa favorita? Pues esta gente tampoco se lo imaginaba en su río.

Río contaminado

 

¿Qué podemos hacer para reducir o eliminar estos errores?

Tenemos en nuestras manos la oportunidad de reducir o eliminar los errores que cometemos con el agua a diario. Sólo falta que tomemos consciencia de que el agua no es un bien infinito. Más bien al contrario, cada vez que cometemos un error con el agua, disminuye la posibilidad de tener una calidad digna de agua en nuestro planeta.

Cada gesto que hagamos en favor a cuidar el agua, ayudará enormemente a contribuir a la mejora de la calidad del agua en el mundo. Cada persona que contribuye a cuidar el agua, se sentirá mejor consigo misma. Y podrá compartir con sus conocidos lo que hace, y esto podrá hacer que la otra gente también lo haga. Y así, con este efecto multiplicador, cada vez será más gente la que contribuya a cuidar el agua.

Consciencia ecológica

 

¿Sabes más errores que cometemos con el agua? Cuéntanoslo y mándanos fotografías o vídeos de tu solución. Estaremos encantados de publicarlo en deagua.

Si quieres preguntarnos acerca de los errores que cometemos con el aguacontacta con deagua o déjanos un comentario más abajo. Te lo agradeceremos!

Publicado enAgua

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.