Saltar al contenido

¿Qué puedo hacer con el agua depurada?

Esta semana en deagua hablaremos de ¿qué puedo hacer con el Agua depurada?. Este tipo de agua es la que sale de los equipos de tratamiento de aguas residuales. Hay que saber que cada sistema de tratamiento de aguas residuales limpia el agua a diferentes niveles. Y es por esto que, dependiendo de nuestro sistema de tratamiento, podremos utilizar estas aguas para un uso u otro.

Tipos de aguas residuales

Como ya expliqué en mi anterior artículo Conoce los tipos de aguas residuales tenemos un amplio abanico de tipos de aguas residuales:

  • Asimilables a domésticas
  • Procedencia industrial
  • Procedencia agrícola
  • Urbanas
  • Blancas

En este caso, nos vamos a centrar en las Aguas residuales asimilables a domésticas. Son las aguas que se vierten en las viviendas. En muchos casos se vierten al sistema de alcantarillado municipal donde se conducen a la EDAR correspondiente.

En otros casos, cuando no existe conexión al alcantarillado, estas aguas deben tratarse previamente a su vertido. Y es en este caso donde se obtiene una agua depurada o tratada que le podremos dar usos diferentes según su grado de depuración.

¿De dónde puede venir el agua depurada o tratada?

Estas aguas pueden tener varias procedencias, según el equipo o equipos que tengamos instalados en nuestra vivienda:

Fosa séptica

Las fosas sépticas se dividen en 3 subgrupos, dependiendo de las cámaras que tengan:

Fosa séptica 1 cámara

Normalmente las fosas sépticas de 1 cámara se utilizan sólo para acumular el agua residual. No existe tratamiento a parte de la digestión de los fangos que se realiza en su interior. En este caso, o no tendremos ningún vertido (fosa séptica 1 cámara sin salida), o podríamos tener un vertido si en la fosa séptica se le instala una salida de agua. Evidentemente, al tratarse de un sistema sin tratamiento del agua, el agua que sale está altamente contaminada y no se le podrá dar ningún tipo de uso. Es más, en la mayoría de casos, se prohíbe el vertido de este tipo de aguas.

Fosa séptica 1 cámara

Fosa séptica 2 cámaras

Las fosas sépticas de 2 cámaras separan los sólidos del agua. Esta separación se hace mecánicamente dentro del equipo cuando el agua pasa, por rebose, de una cámara a otra. El único tratamiento que hay a parte de la digestión de los fangos es la separación. En este caso, tendremos un vertido al exterior. Al tratarse de una simple separación de sólidos, el agua que sale está en gran parte contaminada y no se le podrá dar ningún tipo de uso. Igual que en la Fosa séptica de 1 cámara, en la mayoría de casos, se prohíbe el vertido de este tipo de aguas.

Fosa séptica 2 cámaras

Fosa séptica 3 cámaras

En este caso, podemos decir absolutamente lo mismo que con la Fosa séptica 2 cámaras. La única diferencia entre ambas es que ésta tiene una tercera cámara que realiza una segunda separación de sólidos. Existirá un vertido de agua al exterior, pero sin posibilidad de utilizarla debido a su alta contaminación.

Fosa séptica 3 cámaras

Fosa Imhoff

La Fosa Imhoff es una fosa séptica con un tratamiento aerobio. Normalmente se utiliza como tratamiento previo. En cualquier caso, el rango de depuración es similar a las Fosas sépticas de 2 y 3 cámaras, lo que no le da ninguna posibilidad de utilizar el agua que sale de ella para ningún tipo de uso.

Fosa Imhoff

Fosa con filtro biológico

Las Fosas con filtro biológico son los sistemas más simples que ofrecen un tratamiento al agua residual. El proceso de tratamiento puede ser aerobio o anaerobio. En cualquier caso, el resultado no variará mucho. Es un proceso de tratamiento por el cual el agua residual primero se almacena, se separan los sólidos y el agua sin sólidos pasa por un filtro biológico. Al haber un tratamiento del agua (filtro biológico) además de la separación de sólidos del agua residual, se permite verter esta agua al terreno. El modo de verter esta agua al terreno dependerá de la legislación de la zona de vertido. En ningún caso se podrá utilizar el agua filtrada para riego o cualquier otro uso.

Fosa con filtro biológico

Depuradora de oxidación total

Las Depuradoras de oxidación total son los sistemas que más depuran el agua residual. El proceso de tratamiento es una combinación de separación y oxidación (en algunas depuradoras hay más procesos). El agua depurada tiene un alto grado de depuración, lo que permite utilizarla para riego de jardines mediante sistema de riego por goteo. Se debe utilizar el sistema de riego por goteo debido a que el agua no sale un 100% depurada. Esto quiere decir que, aunque el agua está muy limpia, puede tener alguna bacteria o patógeno que puede esparcirse si utilizamos un sistema de riego por aspersión. No se podrá regar en ningún caso, huertas ni árboles frutales por el mismo problema.

Depuradora oxidación total

Separador de grasas

Un Separador de grasas es un tratamiento previo. Hay que tener en cuenta que una vez el agua se ha separado de las grasas no puede verterse directamente al medio. Por lo que las aguas que salen de un Separador de grasas deberemos verterlas a cualquier equipo de tratamiento que hemos citado anteriormente. No hay ningún tipo de uso permitido del agua que sale de un Separador de grasas.

Separador de grasas

Reja de desbaste

Una Reja de desbaste es un tratamiento previo. Por lo que tiene la misma solución que un Separador de grasas. El agua que sale de la Reja de desbaste se debe enviar a un sistema de tratamiento posterior. Igual que con el Separador de grasas, no hay ningún tipo de uso permitido del agua que sale.

Reja de desbaste

¿Qué debo tener en cuenta cuando reutilizo agua depurada?

Ahora ya sabemos que sólo podemos reutilizar el agua depurada si procede de una depuradora de oxidación total. Primero de todo, se debe saber con qué calidad sale el agua de nuestro equipo de depuración. La calidad de la misma nos indicará para qué podemos utilizarla. Hay equipos de depuración que pueden llegar a un grado de depuración del 96%-99%. Parecen unos valores altísimos, pero hay que saber que si el agua no se trata al 100% no se podrá utilizar para todos los fines.

¿Para qué puedo reutilizar el agua depurada?

Hay diferentes usos que le podemos dar al agua depurada, entre ellos:

Riego por goteo

Para poder regar por goteo nuestro jardín o plantas podemos hacerlo con el agua depurada procedente de una depuradora de oxidación total. Con unos valores de depuración del 96%-99% sería suficiente debido a que el riego por goteo no dispersa el agua, si no que precipita el agua directamente en el suelo.

Riego por goteo

Riego por aspersión

Para este tipo de riego, al tratarse de una «pulverización» o «dispersión» del agua hay que tener un grado más alto de depuración. En concreto, se debería pasar el agua depurada a través de un filtro de arena y de un sistema de cloración. Sólo con este tratamiento adicional se podría reutilizar el agua depurada para regar por aspersión.

Riego por aspersión

Reutilización en descargas de wc

En este caso, estamos hablando de reutilizar el agua depurada dentro de la vivienda. Debemos tener en cuenta que también se necesitará un tratamiento adicional para este uso. Un sistema de filtración de arena y un sistema de cloración serán indispensables. También se debe realizar una conducción de agua alternativa de esta agua, ya que no puede compartir tubería con el agua de la red.

Descarga wc

En resumen, el agua depurada es un elemento que generamos a cualquier hora del día. Podemos llegar a tener una importante acumulación de agua depurada que podemos aprovechar de varias maneras. Es muy recomendable tanto para el medio ambiente como para nuestra economía reutilizar esta agua, ya que reducimos el consumo de agua potable. Hay que recordar que no todas las aguas que salen de los diferentes tipos de tratamiento son de la misma calidad. Por lo que podemos tener una concentración de patógenos en los equipos de menor rendimiento de depuración. Esto podría ocasionar problemas de salud a las personas y animales.

En cualquier caso, si existe la duda de la calidad del agua tratada por nuestro equipo de depuración, es recomendable tomar una muestra del agua depurada. Esta muestra deberá llevarse a un laboratorio homologado para analizarla. El resultado de la analítica nos mostrará qué podemos hacer con el agua depurada.

Si te ha gustado este monográfico sobre el agua depurada, te animo a que dejes un comentario. Si lo prefieres puedes contactar con nosotros para darnos tu opinión o sugerir que hablemos de algún otro equipo que te interese.

Publicado enAguas residuales

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.