Saltar al contenido

Bacterias: ¿Debo comprarlas para que mi depuradora funcione?

Bienvenidos una semana más a deagua, tu blog de agua. Esta semana quiero hablar de Bacterias: ¿Debo comprarlas para que mi depuradora funcione? Un tema desconocido por algunos y que provoca que algunos vendan a costa de la ignorancia de otros.

Muchas veces me preguntan si hay que tirar aditivos bacteriológicos a una depuradora para que funcione. Pues bien, vamos a aclarar este tema.

¿Qué son las bacterias?

Las bacterias son el organismo encargado de la depuración del agua residual. Éstas, ayudadas por los procesos de una depuradora de oxidación total, nacen, comen, se multiplican y viven dentro del equipo.

Las bacterias, al contrario de lo que se piensa, vienen en las aguas residuales. Mayormente las encontramos en las aguas fecales domésticas. Proceden de las heces humanas.

Bacterias del agua residual
Bacterias del agua residual

¿Qué función tienen las bacterias?

Tal y como he comentado en el punto anterior, son las encargadas de la depuración de las aguas residuales.

Entran en la depuradora a través de las aguas fecales, se mantienen en ella mientras tengan un medio favorable. El medio favorable es un ambiente con comida y una colonia formada por millones de bacterias (colonia bacteriana).

La depuración se realiza utilizando la colonia de bacterias. Una vez creada, la colonia es estimulada y dispersada por toda la depuradora mediante aire inyectado por un compresor. Esta acción se le llama proceso de oxidación.

Con este proceso, las bacterias se alimentan del residuo orgánico y lo eliminan del agua.

Función de las bacterias
Función de las bacterias

Una vez dicho esto ¿debo comprar bacterias?

La respuesta es no. Ya vienen con el agua residual. No es necesario comprar sobres ni aditivos ricos en carga orgánica para hacer funcionar una depuradora. En caso de que la depuradora no funcione, raramente se va a solucionar aportando bacterias de un sobre.

En los 10 años que llevo en el mundo del agua, de los problemas técnicos que he visto en depuradoras, en ningún caso he necesitado añadir bacterias para solucionarlos. Incluso en casos de que la colonia bacteriana es insuficiente o nula, se va a solucionar con añadirlas. Lo más seguro es que en algún punto del tratamiento estamos haciendo algo que perjudica a la colonia bacteriana.

Por poner un ejemplo, si tenemos una colonia bacteriana insuficiente o nula, lo más seguro es que el agua residual que entra en la depuradora no es rica en carga orgánica o contiene algún elemento que las elimina. En este caso deberemos analizar el agua que entra y ver qué está fallando.

Dudas con las bacterias
Dudas con las bacterias

Conclusiones

En el mercado actual podemos encontrar bacterias disponibles para su compra. Las tenemos en diferentes formatos: sobres, aditivos líquidos, emulsiones, etc… aunque llevan una campaña de marketing asociadas no son más que eso. Un producto no necesario que nos entra por los ojos pensando que será la solución a nuestro problema.

Cuando una depuradora tenga un problema de olores, agua depurada de baja calidad, mal funcionamiento, etc… no recurramos a la solución fácil. Debemos buscar el problema que causa la deficiencia del tratamiento. Lo más seguro es que en algún punto del tratamiento encontremos el problema causante de la pérdida de efectividad de nuestra depuradora.

Como siempre, en deagua, os recomendamos que ante cualquier problema en vuestra depuradora, acudáis a un servicio técnico cualificado que os solucione el problema de raíz. Desconfiad de los profesionales que os digan que con un sobre de bacterias os van a solucionar la incidencia.

Si te ha gustado este artículo Bacterias: ¿Debo comprarlas para que mi depuradora funcione?, te animo a que dejes un comentario. Si lo prefieres puedes contactar con nosotros para darnos tu opinión o sugerir que hablemos de algún otro tema que te interese.

Publicado enAguas residuales

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.