Saltar al contenido

Depuradoras oxidación total

Esta semana en deagua hablaremos de la Depuradora de oxidación total. Este equipo es para depurar los diferentes tipos de aguas residuales. Se trata de un depósito con una, dos o más cámaras. Una sirve de acumulación en el cual se realiza un tratamiento primario. En la otra cámara se realiza una oxidación de las aguas a través de unos difusores de membrana que eliminan contaminantes de las aguas residuales.

 

Concepto de Depuradora de oxidación total

La Depuradora de oxidación total es la solución ideal para depurar las aguas residuales. Depura las aguas residuales antes de verterlas al medio. Las aguas residuales que no puedan ser vertidas a los cauces naturales deben ser depuradas en una Depuradora de oxidación total previamente. Normalmente esto pasa en viviendas alejadas de las ciudades o poblaciones sin equipos de tratamiento de aguas residuales. Casos como las granjas, casas aisladas en montes o zonas no urbanizadas son lugares dónde la Depuradora de oxidación total se muestra como la mejor opción para evitar la contaminación del medio con aguas residuales.

 

Depuradora oxidación total

 

Tipos de Depuradoras de oxidación total

En el mercado actual podemos encontrar varios tipos de Depuradoras de oxidación total según sus características de funcionamiento. Cada una de ellas tiene diferentes componentes y diferentes finalidades. Todas ellas tienen en común que pertenecen a la família de tratamiento con fangos activados.

 

Depuradora de oxidación total SBR (Sequence Batch Reactor)

Son Depuradoras de oxidación total que depuran el agua residual en un sistema de dos cámaras y con un tratamiento secuencial. Son reactores biológicos discontinuos en los que el agua residual se mezcla con fangos biológicos en un sistema con aireación. El proceso combina, en un mismo depósito separado en cámaras, tratamiento primario, aireación y extracción de agua depurada. Utilizando un único depósito se reduce sustancialmente la inversión necesaria y el coste de la obra a realizar. Otras ventajas de los sistemas SBR son la facilidad para controlar el funcionamiento y la buena adaptación ante variaciones del caudal de entrada durante el día.

Os dejo un enlace en el que encontraréis un vídeo explicativo de este sistema: Depuradora de oxidación total SBR

 

Depuradora SBR

 

Depuradora de oxidación total Aireación Prolongada

Las aguas residuales, se vierten a un depósito con dos cámaras. En la primera cámara se realiza tanto el pre tratamiento, dónde se mantiene un cultivo bacteriano en suspensión, formado por un gran número de microorganismos agrupados, el llamado “licor mezcla”. También en esta cámara se realiza la oxidación del agua mediante aireadores mecánicos (turbinas o soplantes) o difusores de membrana alimentados por un compresor externo. La aireación, además de oxigenar, permite la homogenización del licor mezcla, evitando que los fangos sedimenten.

Tras un tiempo en la primera cámara, el licor mezcla pasa a una segunda cámara de sedimentación, la función de la cual es separar el agua depurada de los fangos. Parte de los fangos se envían de nuevo a la primera cámara, con objeto de mantener una concentración determinada de microorganismos. El fango restante se extrae cada cierto tiempo mediante los mantenimientos.

Os dejo un enlace en el que encontraréis un vídeo explicativo de este sistema: Depuradora de oxidación total Aireación Prolongada

 

Depuradora aireación prolongada

Depuradora con Biodiscos

La Depuración Biológica se realiza con Contactores Biológicos Rotativos (RBC), aunque su nombre más conocido es biodiscos, que se encuentran, normalmente, en recipientes de hormigón u otro material, colocados en paralelo par poder realizar un proceso de Depuración en Serie y en varias Etapas.

Los Biodiscos son unos discos de gran tamaño. Estan fabricados en PVC, PE (Polietileno) o PP (Polipropileno). Estos discos estan girando continuamente y estan sumergidos hasta la mitad en el agua residual. Los discos sirven de soporte para que las colonias de bacterias se adhieran y formen una biomasa constante. Este tipo de equipos son muy regulares a la hora de funcionar. Sólo pueden alterar su funcionamiento los desprendimientos por mal funcionamiento o vertidos accidentales que contengan tóxicos o inhibidores.

Os dejo un enlace en el que encontraréis un vídeo explicativo de este sistema: Depuradora con biodiscos

 

Depuradora con Biodiscos

 

 

¿Qué deben incluir los diferentes tipos de Depuradoras de oxidación total?

Según cada tipo de depuradoras de oxidación total están compuestas de los siguientes componentes:

  • Depuradora oxidación total SBR
    • Depósito
    • Tapas de acceso
    • Tubería de entrada
    • Tubería de salida
    • Aireación de gases
    • Sistema de depuración SBR
    • Cuadro de control de procesos
  • Depuradora oxidación total Aireación Prolongada
    • Depósito
    • Tapas de acceso
    • Tubería de entrada
    • Tubería de salida
    • Aireación de gases
    • Sistema de depuración
    • Cuadro de control de procesos
  • Depuradora con biodiscos
    • Recipiente
    • Eje para los biodiscos
    • Biodiscos
    • Motor de rotación para girar los biodiscos
    • Tubería de entrada
    • Tubería de salida
    • Aireación de gases
    • Controlador

 

¿Cómo funcionan?

 

Depuradoras SBR

Las depuradoras SBR reciben el agua residual a través de una tubería de entrada. Una vez entra el agua residual, se almacena y depura en el interior. Durante el tiempo que permanezca el agua residual dentro de la depuradora, las bacterias nacen, crecen, trabajan y mueren. Este proceso provoca la depuración del agua.

Normalmente tienen 4 fases de trabajo:

Decantación

El agua residual entra en la primera cámara de la depuradora. Aquí se produce el tratamiento primario, la separación de los sólidos (que decantan al fondo) del agua residual (que pasa a la cámara de oxidación). Este proceso no es instantáneo, sino que dura el tiempo necesario para que los fangos se diluyan y decanten al fondo del depósito.

Oxidación

En esta fase se produce la gran parte del tratamiento. El agua (previamente separada de los sólidos) entra en la segunda cámara (cámara de oxidación) dónde, a través de unos difusores de aire comprimido, se producirá la oxidación. Esta oxidación se realiza inyectando aire comprimido que proviene de un compresor de aire controlado por el cuadro de control de la depuradora. Este proceso tardará unas horas (varia según fabricante, modelo y habitantes equivalentes).

Reposo del agua

Esta fase se realiza al finalizar la oxidación del agua. Se trata de dejar reposar el agua que hemos oxidado para que los fangos decanten al fondo del depósito y para que en la parte superior sólo tengamos el agua depurada. Es una fase muy importante, ya que la oxidación mezcla y agita toda el agua y genera unos fangos que no deben salir de la depuradora.

Retorno de fangos y extracción de agua depurada

Proceso de envío de los fangos decantados durante la fase de reposo del agua hacia la primera cámara de la depuradora (cámara de decantación). Para asegurar unos valores de depuración eficientes, se deben sacar los fangos producidos en la fase de oxidación que se retornan al principio de la depuradora. En la última fase se extrae de la depuradora (por gravedad o forzada) el agua depurada hacia el exterior de la depuradora.

 

Depuradoras Aireación Prolongada

Las depuradoras de Aireación Prolongada reciben el agua residual a través de una tubería de entrada. Una vez entra el agua residual, se almacena y depura en el interior. Durante el tiempo que permanezca el agua residual dentro de la depuradora, las bacterias nacen, crecen, trabajan y mueren. Este proceso provoca la depuración del agua.

Normalmente tienen 3 fases de trabajo:

Oxidación

El agua residual entra en la depuradora. En esta fase se produce la gran parte del tratamiento. El agua se trata inyectando aire a través de unos difusores de aire comprimido, y se producirá la oxidación. Este proceso tardará unas horas (varia según fabricante, modelo y habitantes equivalentes).

Reposo del agua

Esta fase se realiza al finalizar la oxidación del agua. Se envía el agua a una segunda cámara y se deja reposar para que los fangos decanten al fondo del depósito y para que en la parte superior sólo tengamos el agua depurada. Es una fase muy importante, ya que la oxidación mezcla y agita toda el agua y genera unos fangos que no deben salir de la depuradora. Los fangos decantados se devuelven a la primera cámara.

Extracción de agua depurada

Es la última fase de la depuración del agua residual. Se extrae de la depuradora (por gravedad o forzada) el agua depurada hacia el exterior de la depuradora.

 

Depuradoras con Biodiscos

Las depuradoras con Biodiscos reciben el agua residual a través de una tubería de entrada. Una vez entra el agua residual, se almacena y depura en el interior. Durante el tiempo que permanezca el agua residual dentro de la depuradora, las bacterias que se adhieren a los biodiscos, nacen, crecen, trabajan y mueren. Este proceso provoca la depuración del agua.

Normalmente tienen 2 fases de trabajo:

Oxidación

El agua residual entra en la depuradora. En esta fase se produce la gran parte del tratamiento. El agua entra en la cavidad dónde hay los biodiscos dónde, a través de unos discos rotatorios que alternan la inmersión en el agua y el contacto con el aire (fuera del agua), producen la oxidación. Esta oxidación se realiza aireando el agua y la materia adherida en los discos cuando estan fuera del agua. Este proceso tardará unas horas (varia según fabricante, modelo y habitantes equivalentes).

Extracción de agua depurada

Es la última fase de la depuración del agua residual. Se extrae de la depuradora (por gravedad) el agua depurada hacia el exterior de la depuradora.

 

 

¿Cuándo se utilizan?

Las Depuradoras de oxidación total se pueden utilizar en cualquier entorno y condición. Són equipos que cumplen con la mayoría de normativas y no presentan ningún tipo de problema a la hora de autorizar los vertidos que procedan de ellas.

 

 

¿Se necesita algún certificado?

En el mercado hay diferentes fabricantes, los cuales deben facilitar al cliente cierto tipo de documentación. A parte de manuales de instalación y utilización, se debe tener muy en cuenta que deben tener los certificados oportunos. Tanto de fabricación como de parámetros de salida del agua depurada.

Si no se tienen estos certificados puede que se tenga algún problema a la hora de pedir la autorización de vertido que provenga de una depuradora. Por lo que es muy importante asegurarse que el equipo que vayamos a instalar tenga todos los certificados necesarios.

 

 

¿Cómo es la puesta en marcha?

Como todos los equipos de tratamiento de aguas residuales, las depuradoras de oxidación total necesitan una puesta en marcha. En este caso la puesta en marcha es más compleja que en otros equipos de tratamiento de aguas residuales.

  • Con agua limpia

Se realiza llenando el equipo con agua. Al tratarse de una agua limpia, carece de nutrientes y bacterias. Por lo que la creación del lecho bacteriano será más lenta. Esto implicará que el agua tratada no ofrecerá los valores óptimos hasta que el lecho bacteriano esté funcionando debidamente. Estamos hablando de un proceso que puede durar entre 4 y 8 semanas.

 

  • Con fangos de otro equipo

Esta puesta en marcha se realiza transportando fangos de otro equipo de depuración. Para esto se necesita llenar 1/3 parte de nuestro equipo con fangos de otro equipo. El resto del equipo se llenará con agua. Gracias a esta puesta en marcha se consigue que el lecho bacteriano ya esté creado desde el primer día (viene con los fangos que se han traído de otro equipo). Por lo que los valores de tratamiento óptimos se darán desde el primer día.

 

En las primeras semanas de funcionamiento es normal que se creen grandes cantidades de espuma. Es el indicador de que se está creando el cultivo de bacterias (lecho bacteriano), aunque en caso de una espuma excesiva deberá comprobarse el nivel de acidez y tratarla hasta llegar a un ph neutro.

 

 

Mantenimiento

Como todo equipo de tratamiento de aguas residuales, se debe realizar un mantenimiento que permita al equipo funcionar correctamente y sin incidencias. Este mantenimiento lo debe marcar el fabricante, que lo incluirá en su manual de instalación y mantenimiento. En cualquier caso las pautas básicas a seguir son las siguientes:

  1. Comprobación del nivel de sólidos en la cámara de decantación
  2. Extracción de los sólidos cuando se llegue al 75% aproximadamente de la capacidad de la cámara
  3. Controlar el nivel de oxígeno en la cámara de oxidación
  4. Analizar cada cierto tiempo el agua depurada para ver que cumple con los requisitos legales
  5. Debemos controlar las entradas y salidas de agua para evitar obstrucciones
  6. Se deben mantener limpias las aireaciones por donde salen los gases

 

 

En resumen, la depuración con oxidación total es la mejor solución para la mayoría de casos. Cumplen con la mayoría de normativas existentes que regulan el vertido y la depuración de las aguas residuales.

 

Si te ha gustado este monográfico sobre las Depuradoras de oxidación total, te animo a que dejes un comentario. Si lo prefieres puedes contactar con nosotros para darnos tu opinión o sugerir que hablemos de algún otro equipo que te interese.

Publicado enAguas residuales

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.