Saltar al contenido

Fosa séptica

Esta semana en deagua hablaremos de la Fosa Séptica. Este equipo es para acumular los diferentes tipos de aguas residuales. Se trata de un depósito de acumulación en el cual se realiza un tratamiento primario de las aguas residuales.

 

Los pozos negros

Antiguamente se utilizaban los pozos negros que eran depósitos o cavidades permeables realizadas en el suelo. Algunas veces se llenaban de piedras o gravas. Ahí se vertían las aguas residuales y se infiltraban en el terreno sin tratar. Esto provocaba un alto índice de contaminación del terreno y de sus cercanías.

 

 

El gran problema era que los contaminantes se infiltraban, llegaban al nivel freático y lo contaminaban. Además, como el agua potable se sacaba del nivel freático, y llevaba una carga contaminante, provocaba enfermedades a quien la consumía. Por suerte, hoy en día, los pozos negros están completamente prohibidos.

 

 

Concepto de Fosa Séptica

La Fosa Séptica es la solución a la problemática del pozo negro. Evita que las aguas residuales se infiltren en el suelo. Las aguas residuales que no puedan ser vertidas al alcantarillado deben ser acumuladas en una Fosa Séptica. Normalmente esto pasa en viviendas alejadas de las ciudades o poblaciones. Casos como las granjas, casas aisladas en montes o zonas no urbanizadas son lugares dónde la Fosa Séptica se muestra como única solución.

 

 

 

 

Tipos de Fosas Sépticas

En el mercado actual podemos encontrar varios tipos de Fosas Sépticas según sus características internas. Cada una de ellas tiene diferentes componentes y diferentes finalidades.

 

Fosas Sépticas de 1 cámara

Son Fosas Sépticas de acumulación. Almacenan el agua residual y evita que se vierta al suelo.

Fosas Sépticas de 2 cámaras

Estas Fosas Sépticas no sólo acumulan el agua residual. Debido a que tienen 2 cámaras separadas entre sí, realizan una decantación de fangos antes de que el agua sin sólidos salga por la tubería de salida.

Fosas Sépticas de 3 cámaras

Las más utilizadas. Tienen el mismo principio que las Fosas Sépticas de 2 cámaras pero se le añade una tercera cámara para realizar una segunda decantación. El agua residual, entra, decanta en la primera cámara y realiza dos decantaciones más antes de salir por la tubería de salida.

 

 

 

¿Qué deben incluir los diferentes tipos de Fosa Séptica?

Según cada tipo de Fosa Séptica están compuestas de los siguientes componentes:

  • Fosa Séptica 1 cámara
    • Depósito
    • Tapas de acceso
    • Tubería de entrada
    • Aireación de gases
  • Fosa Séptica 2 cámaras
    • Depósito
    • Pared divisoria entre cámaras
    • Tapas de acceso
    • Tubería de entrada
    • Tubería de salida
    • Aireación de gases
  • Fosa Séptica 3 cámaras
    • Depósito
    • Paredes divisorias entre cámaras
    • Tapas de acceso
    • Tubería de entrada
    • Tubería de salida
    • Aireación de gases

 

¿Cómo funcionan?

Las Fosas Sépticas de 1 cámara reciben el agua residual a través de una tubería de entrada. Una vez entra el agua residual. se almacena en el interior. Durante el tiempo que permanezca el agua residual dentro de la Fosa Séptica, las bacterias reducen el volúmen de sólidos y lo separan del agua.

Las Fosas Sépticas de 2 cámaras o 3 cámaras reciben el agua residual a través de la tubería de entrada. Una vez dentro, el agua pasa por las cámaras decantando en cada una de ellas. Una vez ha pasado por las diferentes cámaras, el agua sin sólidos sale por la tubería de salida.

Los sólidos decantados deben ser retirados cada cierto tiempo (cada uno o dos años, o más dependiendo del tamaño de la fosa). Aunque también la frecuencia de utilización marcará el vaciado.

 

¿Cuándo se utilizan?

Las Fosas Sépticas se utiliza normalmente como pre tratamiento. Aunque muchas veces, por la simplicidad del sistema y del poco mantenimiento que necesita, se utiliza como un único sistema de tratamiento de aguas residuales. Pero sólo en zonas donde no es posible la conexión a la red pública de alcantarillado.

Las Fosas Sépticas de 1 cámara también se utilizan en zonas sensibles (parques naturales, espacios medioambientalmente protegidos, etc…) dónde no se puede verter ningún tipo de agua (aunque sea depurada). En estos casos la Fosa Séptica se utiliza para acumular toda el agua residual.

Las Fosas Sépticas de 2 cámaras o 3 cámaras se pueden utilizar bajo autorización, para separar los sólidos del agua y verter a un sistema de infiltración.

 

 

¿Cómo es la puesta en marcha?

Como todos los equipos de tratamiento de aguas residuales, la Fosa Séptica necesita una puesta en marcha. En este caso la puesta en marcha es mucho más simple.

Fosas Sépticas de 1 cámara

No hay puesta en marcha, ya que se trata de un depósito de acumulación.

Fosas Sépticas de 2 cámaras

  • Con agua limpia

Se realiza llenando el equipo con agua. Al tratarse de una agua limpia, carece de nutrientes y bacterias. Por lo que la creación del lecho bacteriano será más lenta. Esto implicará que el agua tratada no ofrecerá los valores óptimos hasta que el lecho bacteriano esté funcionando debidamente.

  • Con fangos de otro equipo

Esta puesta en marcha se realiza transportando fangos de otro equipo de depuración. Para esto se necesita llenar 1/3 parte de nuestro equipo con fangos de otro equipo. El resto del equipo se llenará con agua. Gracias a esta puesta en marcha se consigue que el lecho bacteriano ya esté creado desde el primer día (viene con los fangos que se han traído de otro equipo). Por lo que los valores de tratamiento óptimos se darán desde el primer día.

 

En las primeras semanas de funcionamiento es normal que se creen grandes cantidades de espuma. Es el indicador de que se está creando el cultivo de bacterias (lecho bacteriano), aunque en caso de una espuma excesiva deberá comprobarse el nivel de acidez y tratarla hasta llegar a un ph neutro.

En algunos casos los gases son capaces de elevar sólidos hasta la superfície pudiendo ocasionar presencia de espumas o natas en la superficie las cuales deberán ser eliminadas. Esto puede evitarse instalando unos chorros de agua en la superfice para dispersar las espumas y natas o utilizar cadenas de arrastre que obligan a estos sólidos a bajar a su ubicación normal.

 

 

Mantenimiento

Como todo equipo de tratamiento de aguas residuales, se debe realizar un mantenimiento que permita al equipo funcionar correctamente y sin incidencias. Este mantenimiento lo debe marcar el fabricante, que lo incluirá en su manual de instalación y mantenimiento. En cualquier caso las pautas básicas a seguir son las siguientes:

  1. Comprobación del nivel de sólidos en la cámara o cámaras de decantación
  2. Es necesario extraer los sólidos cada cierto tiempo
  3. Debemos controlar las entradas y salidas de agua para evitar obstrucciones
  4. Se deben mantener limpias las aireaciones por donde salen los gases

 

 

En resumen, la Fosa Séptica es una solución fácil y económica para la mayoría de casos. Aunque por sí solas no cumplen con la mayoría de normativas existentes que regulan el vertido y la depuración de las aguas residuales.

 

Si te ha gustado este monográfico sobre la Fosa Séptica, te animo a que dejes un comentario. Si lo prefieres puedes contactar con nosotros para darnos tu opinión o sugerir que hablemos de algún otro equipo que te interese.

Publicado enAguas residuales

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.