Saltar al contenido

Fosa séptica Imhoff

Esta semana en deagua hablaremos de la Fosa Séptica Imhoff. Este equipo es para tratar los diferentes tipos de aguas residuales. Es una evolución de la Fosa Séptica estándar. La diferencia entre ambas reside en que las Fosas Sépticas normalmente son horizontales (aunque también existen en formato vertical), y las Fosas Sépticas Imhoff son de formato vertical. Las que podemos encontrar de forma cuadrada y de forma circular.

 

¿De dónde proviene el nombre?

El nombre de Fosa Séptica Imhoff viene de un ingeniero especializado en aguas residuales llamado Karl Imhoff (1876 – 1965), de Alemania. Desarrolló un sistema de digestión que demostró que se podían tratar las aguas residuales de manera fácil y económica. Tanto es así, que aún en la actualidad se siguen utilizando este tipo de tratamientos.

 

¿De qué están compuestas?

Si seguimos el diagrama inferior, podemos encontrar los siguientes elementos:

  1. Zona de acumulación de fangos en suspensión
  2. Cámara de entrada de las aguas residuales
  3. Tabiques para favorecer la decantación de los lodos
  4. Salida de la cámara de entrada hacia la cámara de digestión
  5. Zona de digestión del lodo
  6. Arqueta de registro de salida
  7. Zona de evacuación de gases
  8. Válvula para llenado de la arqueta de registro de salida

 

¿Cómo funcionan?

El funcionamiento del equipo es muy simplificado, el agua residual entra en la cámara (a). Ahí es donde se producirá la decantación de los lodos. Luego el agua residual pasará a la cámara de digestión (f). Dónde se produce la digestión. Posteriormente los lodos son extraídos mediante una tubería inclinada (b). Esta extracción se produce de manera periódica y es definida por el tipo de Fosa Séptica Imhoff que tengamos instalada. Los lodos son extraídos a un punto de extracción (c). En el punto de extracción seran recogidos y posteriormente transportados a la planta de tratamiento correspondiente. Los gases producidos por la digestión se elevan y suben a la superficie. Todo esto mediante las zonas de extracción de gases (g). Estos gases son eliminados a través de las aireaciones instaladas en el equipo.

Corte lateral de una Fosa Séptica Imhoff

 

¿Cuándo se utiliza?

La Fosa Séptica Imhoff se utiliza normalmente como pre tratamiento. Aunque muchas veces, por la simplicidad del sistema y del poco mantenimiento que necesita, se utiliza como un único sistema de tratamiento de aguas residuales. Pero sólo en zonas donde no se necesita un grado muy elevado de depuración.

 

¿Cómo es la puesta en marcha?

Como todos los equipos de tratamiento de aguas residuales, la Fosa Séptica Imhoff necesita una puesta en marcha. En este caso la puesta en marcha es más simple.

Hay dos maneras de realizar la puesta en marcha:

  • Con agua limpia

La puesta en marcha con agua limpia es la que se realiza llenando el equipo con agua. Al tratarse de una agua limpia, carece de nutrientes y bacterias. Por lo que la creación del lecho bacteriano será más lenta. Esto implicará que el agua tratada no ofrecerá los valores óptimos hasta que el lecho bacteriano esté funcionando debidamente.

  • Con fangos de otro equipo

Esta puesta en marcha se realiza transportando fangos de otro equipo de depuración. Para esto se necesita llenar 1/3 parte de nuestro equipo con fangos de otro equipo. El resto del equipo se llenará con agua. Gracias a esta puesta en marcha se consigue que el lecho bacteriano ya esté creado desde el primer día (viene con los fangos que se han traído de otro equipo). Por lo que los valores de tratamiento óptimos se darán desde el primer día.

 

En las primeras semanas de funcionamiento es normal que se creen grandes cantidades de espuma. Es el indicador de que se está creando el cultivo de bacterias (lecho bacteriano), aunque en caso de una espuma excesiva deberá comprobarse el nivel de acidez y tratarla hasta llegar a un ph neutro.

En algunos casos los gases son capaces de elevar sólidos hasta la superfície pudiendo ocasionar presencia de espumas o natas en la superficie las cuales deberán ser eliminadas. Esto puede evitarse instalando unos chorros de agua en la superfice para dispersar las espumas y natas o utilizar cadenas de arrastre que obligan a estos sólidos a bajar a su ubicación normal.

 

Mantenimiento

Como todo equipo de tratamiento de aguas residuales, se debe realizar un mantenimiento que permita al equipo funcionar correctamente y sin incidencias. Este mantenimiento lo debe marcar el fabricante, que lo incluirá en su manual de instalación y mantenimiento. En cualquier caso las pautas básicas a seguir son las siguientes:

  1. Comprobación del nivel de sólidos en la cámara de digestión
  2. Es necesario extraer los lodos cada cierto tiempo
  3. Debemos controlar las entradas y salidas de agua para evitar obstrucciones
  4. Se deben mantener limpias las aireaciones por donde salen los gases

 

En resumen, la Fosa Séptica Imhoff es una solución fácil y económica para la mayoría de casos. Aunque por sí solas no cumplen con la mayoría de normativas existentes que regulan el vertido y la depuración de las aguas residuales. Otro factor que le va en contra es su forma vertical. Esto obliga a realizar excavaciones profundas para su instalación, lo que la hace bastante difícil de instalar en terrenos difíciles (suelos rocosos o con niveles freáticos altos).

 

Si te ha gustado este monográfico sobre la Fosa Séptica Imhoff, te animo a que dejes un comentario. Si lo prefieres puedes contactar con nosotros para darnos tu opinión o sugerir que hablemos de algún otro equipo que te interese.

Publicado enAguas residuales

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.