Saltar al contenido

El agua de lluvia en un jardín etnobotánico

El agua de lluvia nos lleva de viaje a Oaxaca, una región de México. Allí han creado un jardín Etnobotánico. Parece mentira que en una zona tan tropical pueda haber semejante atracción turística. Pero lo han conseguido! Por esto en deagua nos queremos hacer eco de un lugar paradisíaco digno de ser visitado.

 

El clima en México

Como ya se sabe, México es un país cálido. Además las precipitaciones de agua de lluvia son más bien escasas y muy espaciadas en el tiempo, además las épocas de lluvia se producen varios episodios de tormentas locales fuertes y cortas, lo que conlleva un poco aprovechamiento del agua pluvial.

 

 

El jardín etnobotánico

Aun sabiendo esto, han creado un jardín Etnobotánico en el cual han conseguido albergar una gran variedad de plantas. Proceden de multitud de zonas de todo el estado de Oaxaca. En total se han contabilizado unas 1000 especies diferentes. Comenzaron a plantar las plantas en julio de 1998. Las plantas provienen de diferentes regiones del Estado. Tanto de climas áridos como húmedos. De las zonas tropicales bajas y de las áreas montañosas templadas y frías. El Jardín representa así la gran diversidad de climas. También formaciones geológicas y tipos de vegetación que caracterizan a Oaxaca.

Mapa del jardín etnobotánico de Oaxaca

 

¿Dónde se encuentra?

Jardín Etnobotánico de Oaxaca, c/Reforma s/n, esquina c/Constitución, A.P. 367. Centro, Oaxaca, Oax., Oaxaca de JuárezOaxaca 68000, México.

Está ubicado cerca del llano junto al antiguo convento de Santo Domingo . A una altitud de 1559.00 metros sobre nivel del mar.

El Jardín forma parte del Centro Cultural Santo Domingo, que ocupa el antiguo convento que fue construido en los siglos XVI y XVII para los frailes dominicos. El terreno del Jardín fue parte de la antigua huerta del convento. Este espacio sirvió como cuartel de mediados del siglo XIX hasta 1994 y estuvo ocupado por dormitorios, estacionamientos, canchas deportivas y otras instalaciones militares. En la época colonial tuvo otros usos ligados a la vida del convento, como se puede apreciar en los vestigios que hemos restaurado al interior del Jardín: canales de riego y drenaje, estanques, hornos de cal, lavaderos de ropa, un horno de cerámica y una calzada empedrada para las carretas que abastecían alimento y combustible. Más tarde el inmueble y sus jardines fueron ocupados por el ejército con diferentes canchas deportivas y con un estacionamiento para coches. En 1994 el ejército abandona el espacio y este es remodelado para albergar el presente jardín.

Los nexos entre el jardín y la cultura

Al mostrar en vivo los nexos entre la diversidad biológica y la historia cultural de Oaxaca, el Jardín Etnobotánico complementa y enriquece al Museo de las Culturas de Oaxaca, la Biblioteca Fray Francisco de Burgoa y la Hemeroteca Néstor Sánchez, que forman parte también del Centro Cultural Santo Domingo. Los trabajos de investigación, conservación y divulgación del Jardín se relacionan además con los programas de los museos de arte (Instituto de Artes Gráficas, Museo de Arte Contemporáneo, Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo, Museo de Filatelia) y los museos comunitarios de Oaxaca. Esta colaboración cercana entre un jardín botánico, una biblioteca histórica y una red de museos inaugura una nueva forma de servicio cultural en México.

Su construcción

Para la construcción de dicho jardín se tuvo muy en cuenta la climatología del estado de Oaxaca, temperaturas suaves, lluvias de Mayo a Noviembre (episodios más intensos de Julio a Septiembre) con medias anuales de unos 1.500mm, lo que favorecen que las plantas tengan una climatología ideal para su crecimiento y floración. Debido a los episodios de lluvias que tiene Oaxaca, se ideó un sistema que permitiera mantener el jardín con el mínimo de agua potable, y no había otro que la instalación de un sistema de recuperación de agua de lluvia.

 

Un jardín que recupera el agua de lluvia

El Jardín cuenta con el sistema de captación pluvial más voluminoso en el Estado de Oaxaca, con una capacidad de 1,300,000 litros. El agua de lluvia almacenada en la cisterna alimenta el sistema de riego, los canales y estanques ornamentales, y los sanitarios del centro cultural.

Este sistema de recuperación de agua de lluvia se diseñó de tal manera que aprovechan las cubiertas de los edificios para recoger toda el agua de lluvia y posteriormente la almacenan en depósitos. ¿Y qué superficie de recogida hay que pueda llegar a mantener todo el año el jardín? Pues estamos hablando que la suma de todas las cubiertas de los edificios suman un total de 5.000m2 , lo que se traduce en que anualmente se pueden llegar a recoger unos 7.500.000L de agua de lluvia, suficiente para poder regar y mantener dicho jardín durante todo el año.

Entre otras ventajas, este sistema de recuperación de agua de lluvia evita que se tenga que malgastar agua potable para regar, lo que permite que la ciudad no deba ceder una importante parte de su agua potable para este fin, evitando pérdidas económicas y lo que es más importante, ganar en calidad de suministro para todos sus habitantes, cosa que agradecen.

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos un comentario o contacta con nosotros. Estaremos encantados de recibir tus mensajes!

Publicado enAgua de lluvia

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.