Saltar al contenido

Drenaje ¿Cómo le influye el tipo de suelo?

Última actualización 29 julio, 2019

Bienvenidos de nuevo a deaguaEsta semana hablaremos sobre Drenaje ¿cómo le influye el tipo de suelo?. Seguramente nos hemos encontrado alguna vez en que nuestro jardín o en algún parque público el agua se queda encharcada.

Este encharcamiento viene dado, la mayoría de veces, por el tipo de suelo que hay. Hay que saber que cada tipo de suelo es capaz de absorber el agua a diferentes velocidades. Y es por esto que, dependiendo de un tipo de suelo u otro, éste se encharcará más o menos frecuentemente.

¿Qué es un drenaje?

Un drenaje es, básicamente, un elemento que nos permite devolver el agua caída por precipitación al subsuelo, recargando así, el nivel freático.

Este drenaje puede ser natural (vertiendo directamente al suelo) o artificial (SUDS – Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible). La diferencia entre ambos es que un drenaje natural crea escorrentías y erosiones y un drenaje con SUDS no.

Corte seccional de un sistema de drenaje con SUDS
Corte seccional de un sistema de drenaje con SUDS

El ciclo natural del agua

Para empezar debemos recordar algo que nos enseñaron de pequeños. El ciclo natural del agua. Se trata del proceso por el cual el agua que nos cae del cielo hace un recorrido para volver a su origen.

El ciclo se inicia con la precipitación (lluvia o nieve). Seguidamente el agua o nieve caídas se infiltran en la tierra. Una vez en la tierra, el agua se dirige hacia las zonas húmedas(ríos, lagos, mares). Por último, y gracias a la evaporación, el agua vuelve a las nubes para iniciar un nuevo ciclo.

Ciclo del agua
Ciclo del agua

¿Qué tipos de suelo podemos encontrarnos para nuestro drenaje?

Dependiendo de la zona dónde residamos vamos a tener un tipo de suelo u otro. Además, a ciertas profundidades podemos encontrarnos con variación del tipo de suelo.

Esto quiere decir que el tipo de suelo que veamos en la superficie no es el mismo que nos vamos a encontrar a más profundidad. Lo que hace imprescindible que una empresa especializada en informes geotécnicos nos haga una cata de terreno para determinar qué tipo de suelo o suelos tenemos en nuestra zona.

El informe geotécnico nos va a mostrar qué tipo de suelo o suelos vamos a encontrarnos si hacemos una perforación en el terreno. Esto es muy útil cuando queremos hacer un drenaje de aguas pluviales, ya que si encontramos un suelo poco permeable el agua se va a estancar y va a drenarse muy lentamente.

¿Qué tipo de suelo vamos a encontrarnos para nuestro drenaje?
¿Qué tipo de suelo vamos a encontrarnos para nuestro drenaje?

Suelos poco permeables

Son suelos que tienen una capacidad drenante baja o muy baja. Esto supone que si hacemos un drenaje de aguas pluviales en este tipo de suelos vamos a tener un estancamiento del agua. Además, el estancamiento del agua va a saturar el suelo y vamos a obtener un encharcamiento en la superficie.

Podemos catalogar como suelos poco permeables las arcillas, limos, y cualquier tipología de suelo que sea expansivo.

Suelo arcilloso, no apto para un drenaje
Suelo arcilloso, no apto para un drenaje

Suelos muy permeables

Los suelos muy permeables son los que tienen una capacidad drenante alta o muy alta. Aquí vamos a obtener unos valores de drenaje muy buenos y el agua va a fluir a través del suelo hasta llegar al nivel freático sin problemas. Evidentemente, no vamos a saturar el suelo y no existirá ningún tipo de encharcamiento en la superficie.

Aquí podemos encontrar suelos de gravas, arenas, etc…

Suelo de grava ideal para un buen drenaje
Suelo de grava ideal para un buen drenaje

Conclusiones

Si queremos drenar las aguas pluviales que tenemos en exceso, ya sea porque no las recuperamos o para evacuar el rebose de un depósito, debemos tener en cuenta qué tipo de suelo tenemos en nuestra zona.

El tipo de suelo influye en gran medida a la velocidad de drenaje del agua vertida. Un tipo de suelo poco permeable nos va a ralentizar el drenaje. En cambio, un suelo muy permeable nos va a acelerar el drenaje.

Para poder saber qué tipo de suelo tenemos en nuestra zona se pueden hacer varias pruebas. Aunque la más fiable es un estudio geotécnico, que nos va a hacer un estudio completo del tipo de suelo y a qué profundidades tenemos el mejor suelo para drenar agua.

Como siempre, deagua recomienda que os asesoréis antes de realizar un drenaje de aguas, ya que si no conocéis el tipo de suelo que os vais a encontrar el resultado puede ser desastroso y frustrante.

Si te ha gustado este monográfico sobre el Drenaje ¿Cómo le influye el tipo de suelo?, te animo a que dejes un comentario. Si lo prefieres puedes contactar con nosotros para darnos tu opinión o sugerir que hablemos de algún otro equipo que te interese.

Publicado enAgua de lluvia

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.