Saltar al contenido

Desaladora casera

Última actualización 23 julio, 2018

Esta semana en deagua volvemos la sección DIY. Hablaremos de como hacer nuestra propia desaladora.  ¿Para qué sirve una desaladora? ¿Qué utilidad le puedo dar? ¿Me va a costar mucho esfuerzo y dinero? Estas preguntas y otras más las responderemos en este artículo.

Primero de todo debemos hablar del proceso que realiza la desalación, este proceso se llama destilación solar.

 

¿Qué es la destilación solar?

La destilación solar no es más que un proceso natural y ecológico de separación de sustancias presentes en un liquido mediante la incidencia de calor. Las diferentes sustancias presentes en el agua pueden separarse cuando se alcanza cierta temperatura. De este modo la destilación solar se puede emplear para separar la sal presente en el agua del mar.

 

La destilación solar en el ciclo natural del agua

No nos hemos equivocado, la destilación solar está presente en el ciclo natural del agua. Como ya hemos podido ver en algunos de los artículos de deagua, existe el ciclo natural del agua y se repite periódicamente.

Mediante la energía en forma de calor que nos llega desde el Sol,  el agua del mar se evapora. Asciende hacia la atmósfera y se desplaza en estado gaseoso gracias a las corrientes de aire. Cuando se dan ciertas condiciones este agua queda condensada en forma de gotitas de agua que quedan suspendidas en la atmósfera creando las nubes. Si las condiciones favorables siguen, el proceso de condensación sigue hasta pasar a estado líquido más cantidad de agua. De esta manera las gotas suspendidas crecen y pesan más. Luego, y gracias a la gravedad, empiezan a caer en forma de precipitación hasta el suelo.

 

Ciclo natural del agua

 

¿Cuándo se utiliza la destilación solar?

La destilación solar puede solucionar problemas de escasez de agua. Las zonas desérticas cercanas al mar pueden tratar el agua del mar y transformarla en agua potable. Pero no sólo el agua de mar puede tratarse con la destilación solar, también las aguas que contienen los vegetales y aguas embarradas.

 

¿La destilación solar es una técnica de nueva generación?

Ni mucho menos! La destilación solar ya se utilizaba en la antigüedad.

Es más, la primera gran planta de destilación solar era del siglo XIX. Charles Wilson, nacido en Estocolmo (Suecia), y que vivió en Brooklyn, New York (Estados Unidos), y que se estableció en el norte de Chile hacia 1860 ubicó en el desierto de Atacama (Chile) su planta de destilación solar para la Salitrera Lastenia Salinas. Esta planta era capaz de suministrar una media de 22.500 litros de agua al día y funcionó a pleno rendimiento hasta el año 1907. La superficie de captación de esta planta era superior a los 4.000 metros cuadrados.

Fue a partir de ahí que se desarrollaron más plantas basadas en la destilación solar. No tenemos que ir muy lejos para encontrar alguna, por ejemplo en las Islas Canarias (España) hay una. También en Israel y en varias islas del mediterráneo se pueden encontrar. Pero la planta de destilación solar más grande está ubicada en Patmos (Grecia) ocupando una superfície de más de 8.000 metros cuadrados.

 

Charles Wilson y su proyecto de destilación solar

 

 

¿Qué necesitamos para fabricar nuestra Desaladora casera?

Primero de todo necesitamos una superficie para poder instalar nuestro equipo de desalación. Dependiendo del volumen de agua que queramos tratar deberá ser de un tamaño mayor o menor. Esto lo dejo a elección de cada uno. Para poder trabajar bien, con una mesa en algún lugar amplio tendremos bastante. Hay que tener en cuenta que la desaladora, se deberá construir directamente en su ubicación definitiva. No podemos construirla en un sitio y trasladarla a otro.

Primero de todo, debemos saber que lo que estamos construyendo tiene un funcionamiento muy sencillo. Debemos crear un recipiente de acumulación de agua a tratar al que le llegue la mayor cantidad de calor solar. La mejor manera de construir este recipiente es con material lo más transparente posible. Vamos a detallar lo que necesitaremos para construir nuestra desaladora.

A parte de herramientas como: Sierra, taladro, broca de corona de Ø 40mm, etc… necesitaremos los siguientes materiales:

  • Planchas de metacrilato transparente para la cubierta
  • Material para la construcción del recipiente (puede ser de obra, plástico, metal…)
  • Canalón de PVC para recoger el agua destilada
  • Lámina EPDM impermeable para que el recipiente sea estanco
  • 1 tubo de PVC Ø 40mm para la extracción del agua destilada
  • 1 tubo de PVC Ø 40mm para la entrada del agua a tratar
  • Adhesivo para PVC
  • Recipiente colector de agua destilada

Todo este material, con el recipiente incluido lo podemos encontrar en cualquier distribuidor de material de construcción y no nos costará mucho dinero. por Todo dependerá del volumen que le queramos dar a la desaladora.

 

Desaladora casera con destilación solar

 

El montaje de nuestra desaladora casera

El montaje de nuestra  desaladora casera es muy sencillo, no hay piezas difíciles de encontrar ni un montaje sólo para expertos. Además no te llevará mucho tiempo preparar y ensamblar todas las piezas. Aquí van los 10 pasos a seguir:

 

Construcción del recipiente colector

1. Primero de todo hay que construir un recipiente para acoger el agua a tratar. Puede ser redondo o cuadrado, dependiendo del espacio que tengamos o de la forma que le queramos dar. Se puede construir con diferentes materiales y del tamaño que queramos. Deberemos prever un agujero de Ø 40mm en una pared y otro igual en la pared opuesta pero a un nivel más bajo.

2. Una vez construido el recipiente, deberemos impermeabilizarlo. Podemos encontrar multitud de materiales para realizar este paso, pero recomiendo que utilicéis una lámina de EPDM lo más fina posible para poder manejarla mejor.

Instalación lámina EPDM

Preparación de los tubos de entrada y salida

3. Cortaremos a medida el canal de PVC que servirá para la recogida de agua destilada

4. Cortaremos uno de los tubos de PVC de Ø 40mm a 50cm de largo que entre en la desaladora unos 15cm

5. Cortar el otro tubo de PVC de Ø 40mm de manera que una vez dentro de la desaladora sobresalga unos 30cm por el agujero inferior

6. El tubo de entrada debe introducirse a través del agujero superior y debe quedar un trozo de 15cm dentro de la desaladora. Sellaremos el agujero con adhesivo

7. Introduciremos el tubo de salida a través del agujero inferior hasta llegar a la canal de recogida de agua destilada. El tubo se conectará en la parte inferior de la canal y se sellará con adhesivo de PVC

 

                                                                                           Tubo PVC

 

Colocación de la cubierta

8. Ahora es el momento de colocar la cubierta de la desaladora. Esta será en metacrilato transparente para dejar pasar los rayos del Sol y la calor. Deberá ser entre 10 y 20cm más grande que el recipiente para que se apoye en sus paredes. La cubierta deberá ser lisa y tener una pendiente favorable hacia la canal de recogida de agua para que el agua fluya hacia ella sin problemas.

Metacrilato para la cubierta

 

Conexión del recipiente colector de agua destilada

9. Para la conexión del recipiente colector de agua destilada sólo deberemos conectar la tubería de salida de la desaladora a dicho recipiente. Deberemos realizar una conexión que pueda desconectarse en caso necesario. También podríamos conectar la salida de la desaladora al filtro de arena el cual expliqué en un artículo anterior. Así obtendremos una filtración adicional del agua destilada.

 

Recipiente para agua destilada

 

Prueba de funcionamiento

Hemos finalizado el montaje de nuestra desaladora casera. Nos ha quedado perfecta, felicidades! Ahora falta probar que todo funciona correctamente y que no hay fugas de agua. Para probarlo necesitaremos tiempo y paciencia. Primero debemos verter agua a través del tubo de entrada. Para realizar una prueba correcta deberemos llenar la desaladora hasta su nivel de acumulación máximo (unos cm por debajo de la tubería de salida). Una vez llenada la desaladora esperaremos entre 30 y 60 minutos para ver si hay alguna fuga de agua en cualquier punto (prestar atención a todas las conexiones). Cuando tengamos la certeza de que no hay fugas, podemos dejarla llena de agua y ver con qué calidad sale el agua cuando el calor provoque la destilación solar.

Esquema destilador solar

 

 

Opciones de acabado

Si lo prefieres, puedes acabar el filtro de arena decorándolo. Puedes pintarlo de manera que quede disimulado en el entorno. También puedes esconderlo detrás de plantas o arbustos. Pero ten en cuenta que cuanto más lo cubras menor será la incidencia solar y menor será el agua tratada.

Otro tipo de acabado puede ser conectar la tubería de salida a un estanque, depósito de acumulación de agua, etc… Hay muchas maneras de personalizar nuestra desaladora para que sea la más adecuada al entorno que le rodea o a su función.

 

¿Para qué puedo utilizar el agua destilada?

El agua destilada la podremos utilizar para casi todos los usos que no requieran agua potable. Cabe recordar que esta agua está libre de la mayoría de elementos perjudiciales, y además, le hemos quitado todas las materias sólidas y orgánicas que pueden estropearla. Por lo que el agua que sale de la desaladora puede servirnos para los siguientes usos:

  • Riego de plantas, arbustos, jardines
  • Riego de huertas
  • Limpieza de cristales
  • Limpieza de suelos
  • Lavado de vehículos

Hay que tener en cuenta que el agua destilada debería acumularse en un depósito para almacenarla y posteriormente utilizarla.

 

Preguntas frecuentes

 

¿Cuánto tarda en destilarse el agua?

No hay un tiempo exacto para destilar el agua. Siempre dependerá de la incidencia solar que tenga nuestra desaladora y de la cantidad de calor que pueda absorber para evaporar el agua. Otro factor que puede alterar este tiempo es la suciedad acumulada en la cubierta de nuestra desaladora. Si la cubierta está muy sucia el sol y la calor tardaran más en pasar a través de ella.

 

¿Qué mantenimiento necesita la desaladora?

El mantenimiento de la desaladora es mínimo. Sólo hay que vigilar que el agua salga por el tubo de salida limpia. Se deberá mantener lo más limpia posible la cubierta de la desaladora para que el sol y la calor pasen a través de ella.

Por último, de vez en cuando deberemos prestar atención al sedimento que pueda haber en el fondo de la desaladora y extraerlo cuando sea necesario.

 

¿Te animas a construir tu propia desaladora? Cuéntanos tu experiencia y mándanos fotografías o vídeos de tu creación. Estaremos encantados de publicarlo en deagua.

Si quieres preguntarnos acerca de la desaladoracontacta con deagua o déjanos un comentario más abajo. Te lo agradeceremos!

Publicado enHazlo tú mismo

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.