Saltar al contenido

5 formas de recuperar agua de la niebla

Las 5 formas de recuperar el agua de la niebla. La niebla puede aportar cientos de litros de agua gracias a ingeniosos captadores utilizados en todo el mundo.

 

 

Recuperar agua de la niebla. Sí, es posible, y es una pura imitación de lo que hacen las hojas de los árboles. Las hojas, cuando hay niebla, recogen la condensación. Estos sistemas están compuestos por unas mallas de plástico que atrapan la condensación que se genera en la niebla. Las gotas de la condensación pasan a través de la malla y quedan atrapadas en ella, cuando se va acumulando agua, ésta cae, se recoge mediante una canaleta y se envían hacia un depósito.

Ahora ya sabemos que es posible, pero, ¿es necesario? ¿necesitamos recuperar el agua de la niebla? Pues según la ONU, en unos años más de la mitad de la población mundial tendrá serios problemas para tener agua todo el año. Es por este motivo que debemos ser creativos. Necesitamos fuentes alternativas al agua potable. Una de las maneras de ser creativos es la recuperación del agua de la niebla.

Por cierto, no es una idea tan descabellada. En países como Sudáfrica, Namibia, Chile, Perú, Guatemala e incluso España ya se aprovechan de este tipo de sistemas. Y les funciona, ya que es una tecnología simple, económica y de fácil mantenimiento. Además genera unos litros diarios de agua que pueden aprovecharse para diferentes usos.

Como en todo tipo de tecnología tenemos los sistemas convencionales y los sistemas más innovadores, vamos a describir algunos de ellos.

 

Los sistemas convencionales

Sistemas planos

Si los tuvieramos delante podríamos decir que son parecidos a pantallas de cine. Están presentes en varios países. Sus tamaños y cantidades varían según cada país. Para poner algún ejemplo, en Guatemala, para ser más exactos en Tojquia se encuentra el sistema de recuperación de agua de niebla más grande del mundo. Es un sistema compuesto por un total de 60 captadores. En Perú, en una ubicación cercana a Lima, tienen un problema con el agua, y una ONG ejecutó un sistema de recuperación de agua de niebla en formato de fila. Cada sistema es capaz de recuperar hasta 60L de agua cada noche. Un dato que demuestra una vez más que este tipo de sistemas son una gran baza para el futuro. Una instalación muy parecida pero con menor capacidad se instaló en Namibia. Donde el sistema es capaz de recoger 15L por noche. ¿Son todos los ejemplos fuera de España? Pues no, en el litoral mediterráneo se ha empezado a trabajar en un sistema de captación como prueba piloto.

Sistemas cilíndricos

Estos sistemas tienen la particularidad de poder ponerse de varias maneras. Sin necesidad de complicarse con cálculos y dimensionamientos previos para ver si su ubicación es la más eficiente o correcta. Sólo tienen un punto en contra. Respecto a los sistemas planos, y es que tienen una capacidad menor de recogida. Estos sistemas se utilizan como plantas piloto. Posteriormente se sustituyen por sistemas planos una vez han demostrado que la zona donde han sido instalados es capaz de generar una cantidad mínima de agua de niebla.

Los sistemas innovadores

Sistemas con forma de escarabajo

Vamos a nombrar un tipo de escarabajo, el onymacris unguicularis. Estoy seguro que no os suena de nada, a mi tampoco. Sólo os puedo decir que vive en el desierto del Namib. Pero este escarabajo ha sido la fuente de inspiración de Kitae Pak. Vio que este escarabajo se hidrataba gracias a la forma de su cuerpo. Recoge el agua de la niebla en su espalda y la conduce hacia su boca. Cabe decir que el diseño de Kitae Pak mereció la medalla de bronce los premios de diseño IDEA en el año 2010.

Sistemas con forma de cometa

Ahora una idea más sencilla. Un cometa, ahí sí que podríamos explicar lo que es con todo tipo de detalles. Alon Alex Gross se fijó en la forma de los cometas para crear un sistema de recuperación de agua de niebla. Para este tipo de sistemas, se utilizan materiales lo más ligeros posibles. Estamos hablando de un sistema en forma de cometa que pesa unos 400 gramos. Aún así este sistema captura el agua de la niebla y la conduce hacia un depósito situado en su parte inferior. Este equipo es capaz de recuperar 1,5L por noche y disponen de sensores climáticos que abren o cierran el captador según la meteorología.

Sistemas con forma de tienda de campaña

¿nos vamos de camping? Podría ser, pero estamos hablando de un sistema de recuperación de agua de niebla. Puede que su creador, Imke Hoehler, sea un gran aficionado al camping. Pero lo que sí que es seguro es que creó un sistema con forma de tienda de campaña que cumple su objetivo a la perfección. Tanto es así que este sistema es capaz de recoger de 10 a 20L por noche. Además pueden interconectarse creando una red que podría abastecer agua a una pequeña población.

En resumen, aquí tenemos otra manera de recoger agua de una fuente alternativa. Puede ser utilizada para pequeñas poblaciones situadas en zonas áridas o en zonas alejadas de fuentes de agua. El agua recogida puede ser de gran utilidad para la agricultura. Se pueden alimentar riegos de huertas, lo que permite a poblaciones con pocas oportunidades de cultivar que puedan desarrollar una agricultura que les permita vivir un poco mejor. Un paso más para combatir la escasez de agua y para poder equilibrar el consumo de agua entre las zonas densamente pobladas y las zonas más áridas donde las poblaciones son muy remotas y lejanas a fuentes de agua.

 

¿Conoces algún tipo de Sistema de Recuperación de Agua de Niebla que no sale en este post? Contacta con deagua para darnos tu opinión o deja un comentario.

Publicado enAgua de niebla

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.